Logotipo Bricks&People

El perfecto crowdfunder inmobiliario

¿Te gustaría dar el salto para invertir en el sector inmobiliario pero te da vértigo? ¿Tienes dinero inmovilizado y te interesa invertirlo en algo verdaderamente rentable? ¿Estás cansad@ de las inversiones tradicionales que generan muchas preocupaciones y una rentabilidad prácticamente nula? ¿Quieres hacer algo diferente pero seguro con tu dinero? Si tu respuesta ha sido un rotundo “sí” a alguna o todas las cuestiones anteriores, eres el perfecto crowdfunder inmobiliario.

Si has llegado hasta aquí y además te has sentido identificad@ con las preguntas anteriores, puede ser por dos motivos (¡o por ambos!): el primero, porque tienes curiosidad por conocernos, por saber qué es esto del crowdfunding inmobiliario y por averiguar qué es aquello que hacemos y que podemos ofrecerte desde Bricks&People. El segundo, porque eres innovador/a, modern@ y amante de lo diferente.

Conviértete en crowdfunder inmobiliario

Para ser crowdfunder inmobiliario no tienes que ser joven, ni ir a trabajar todos los días en traje y con maletín, ni conocer a fondo el sector inmobiliario, ni tener una gran cantidad de dinero para invertir. Fuera tópicos. Para convertirte en un verdadero crowdfunder inmobiliario solo necesitas tener un gran espíritu participativo, muchas ganas de invertir en un proyecto fácil, seguro, rentable y diferente, y 50 euros en el bolsillo. O bueno, mejor dicho, en tu cuenta bancaria.

Todos sabemos que a través de la inversión en el sector inmobiliario se pueden obtener grandes beneficios, pero este tipo de inversiones, tan grandes y a largo plazo, también implican grandes riesgos que, por supuesto, no todo el mundo está dispuesto a asumir. Sin embargo, a través del crowdfunding inmobiliario se eliminan los inconvenientes de las inversiones tradicionales y, dado que se puede empezar a invertir con pequeñas cantidades, se abre un abanico plagado de ventajas en el que el riesgo y la inseguridad no tienen cabida.

El crowdfunding inmobiliario es una forma ligera de invertir en uno o varios inmuebles con resultados positivos a corto plazo y sin preocupaciones. Ni por la selección y la compra del propio inmueble; ni por la realización de la reforma; ni por la puesta en alquiler y la elección de los inquilinos; ni por la venta. Por absolutamente nada.

Cuando inviertes en este tipo de proyectos impulsas junto a un grupo de inversores con tus mismos intereses, una iniciativa. Cuando el proyecto se completa, se procede a la compra, remodelación y acondicionamiento del inmueble para su puesta en alquiler. Y es, justo a partir de ese momento, cuando empiezas a obtener la rentabilidad de tu inversión. Tras esa primera fase de alquiler, que suele tener entre uno y tres años de duración, la vivienda se pone en venta para que, una vez haya sido adjudicada al comprador, obtengas la rentabilidad acordada desde el inicio, siempre en función de la cantidad inicial que hayas invertido.

Así que, tus únicas “preocupaciones”, por denominarlas de alguna manera, serán: haber respondido “sí” a cualquiera de las preguntas que te planteábamos en el inicio de este post, completar el proceso de registro (tranquil@, no te pediremos nada extraño) y elegir el inmueble que más te guste o el que más llame tu atención de todos los que te ofrecemos en nuestra plataforma de inversión.

A partir de ahí, en Bricks&People comienza la magia y… ¡Tachán! Tan solo te quedará abrir tu panel de control B&P para obtener esa tan deseada rentabilidad.

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres saber más sobre crowdfunding inmobiliario? ¿Quieres formar parte de Bricks&People? Aquí nos tienes, estamos a un clic de distancia.

close-link

EN BUENAS MANOS